dimarts, 9 d’octubre de 2012

PILI Y MILI


PILI Y MILI

Había una vez dos perritas solitarias perdidas en la cima de una montaña. Las perritas se llamaban Pili y Mili y caminaban por esa montaña sin encontrar la salida y cada vez se le hacía más pesada esa caminata.
Cuando pensaban que estaban solas, vieron un pequeño lago con un pato.
Se acercaron al lago para beber y se dieron cuenta que no era un pato…era una simple bota!
-Pili, vamos a beber-dijo Mili.
Cuando iban a beber en el lago apareció un cocodrilo.
Mili gritó:- corre Pili!
-No os vayáis, no os voy a comer-exclamó el cocodrilo.
Pili y Mili se detuvieron.
-Como que no nos vas a comer?-dijeron Pili y Mili a coro.
-Porque soy un cocodrilo bueno- dijo el cocodrilo-¿Cómo os llamáis?
-Yo soy Pili.
-Yo soy Mili.
-Yo soy el cocodrilo Marcelino, encantado-¿Qué os pasa?
-Que no encontramos la salida de esta montaña- dijo Pili con tristeza.
-Yo os conduciré hacia la salida.
Comenzaron a andar y cuando llevaban un rato, se oyó un “crac”
Era un caracol.
-Hola
-Hola-contestaron los tres a la vez-¿Quién eres?
-Soy Sol, el caracol.
-Bueno, ¿Te vienes con nosotros a continuar la marcha? Queremos salir de esta montaña.
-Vale- dijo Sol.
Cuando llevaban horas y horas andando, estaban a punto de rendirse.
-No puedo más- dijo Sol.
-Venga no os rindáis-dijo Pili-descansemos un poco y mañana seguimos.
Así lo hicieron.
Al despertar Pili y Mili estaban en su casa descansando, todo había sido un sueño. Un magnífico sueño de la amistad entre diferentes razas de animales.
Pili contenta por el sueño despertó a su hermana Mili y le explicaba que este cuento nos ha ayudado a que podemos ser amigos de moros, indios,…y cualquier persona que pueda ser distinta a nosotros.


 




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada